Gamification ROI (IV)
Moneda Super Mario Bros.

Gamification ROI (IV)

Esta es la cuarta parte del artículo Gamification ROI publicado en este mismo blog.

Tras tener claro qué es y cómo puede contribuir la gamificación a nuestros productos y servicios, tras ver la importancia de cuantificar económicamente métricas de clientes y tras saber qué tipo de inversiones y costes son los que nos puede generar la gamificación, estamos preparados para dar nuestro último paso en la búsqueda del ROI.

Paso 5 – ¿Qué vamos a obtener de la gamificación respecto a las inversiones requeridas?

Realmente, y pese a ser el último, este paso es el más sencillo de todos, ya que el ROI o retorno de la inversión no es un término inventado alrededor del gamification.

Lo más difícil de este paso a paso, y que he ido tratando en artículos anteriores, es sin duda ir poniéndole nombre a cada aspecto que interviene al abordar un proyecto de gamificación en la empresa para mejorar métricas de cliente, sin olvidar, que podemos utilizar también mecánicas de juego para contribuir a otro tipo de objetivos no cuantificables desde una perspectiva económica.

En cualquier caso, llegados a este punto, podemos contrastar el beneficio o lo que nos supone la consecución de objetivos de clientes marcados respecto a lo que vamos a invertir, con costes fijos y variables de todos los recursos materiales y humanos, dedicaciones y conocimiento para implementar con éxito la gamificación.

Gamification ROI = (beneficio de la consecución de objetivos de clientes – inversiones del proyecto) / inversiones del proyecto

El resultado de esta fórmula es un ratio expresado en %.

Una vez tenemos el ratio debemos interpretar el resultado para nuestro proyecto de gamificación:

  • Si el resultado es negativo, significará que no debemos implementar el proyecto, al menos en los términos cuantificados y objetivos propuestos.
  • Si el resultado es positivo, significará que parece que podemos implementar el proyecto y que va a ser rentable.
  • Si el resultado es positivo pero muy cercano a 0, debemos pensárnoslo, ya que los riesgos de que el proyecto no sea rentable son muy altos.

Si lo que queremos saber es el porcentaje de beneficios del proyecto podremos multiplicar este ratio por 100, resultando el porcentaje de ganancias respecto a lo invertido.

Imaginemos por ejemplo que estamos evaluando un proyecto de gamificación para retener al 30% de nuestros nuevos clientes, y esto supone a la empresa 72000€. Por otro lado, nos están ofertando un proyecto de gamificación de nuestro producto por 18000€, ¿deberíamos invertir en introducir mecánicas de juego para la consecución de nuestros objetivos?

Gamification ROI = (72000 – 18000) / 18000 = 3 %

El resultado obtenido del 3% nos indica que es un proyecto rentable y que por cada euro invertido en gamification vamos a obtener 3 euros, o lo que es lo mismo, la implementación de mecánicas de juego en nuestro producto vamos a ganar un 300% del dinero invertido.

Como he comentado a través de esta serie de artículos, la dificultad del cálculo del ROI se encuentra en hacer tangibles y cuantificables los términos en los que la gamificación puede ayudarnos en la consecución de los objetivos de clientes, aunque también es cierto que puede acarrearnos una serie de intangibles que deben tratarse en la configuración del marketing mix de nuestro plan.

Lo cierto es que pararse a analizar la rentabilidad de este tipo de proyectos es una tarea casi obligatoria, ya que el término puede generar unas expectativas irreales, siendo nosotros mismos los que lo hagamos fracasar por no saber porqué, dónde y cómo implementar este tipo de proyectos.

1

1

comentarios

deja un comentario

¿Sabías qué? Game Marketing es ahora parte de Aiwin¡Quiero conocer Aiwin!