Mecánicas de Juego: Aleatoriedad
Tetris

Mecánicas de Juego: Aleatoriedad

En nuestro recorrido por las diferentes mecánicas de juego que tenemos a nuestro alcance, hoy le toca a una que tiene un propósito muy concreto, la creación de experiencias emocionantes.

La aleatoriedad es un concepto matemático y estadístico que se asocia a procesos cuyo resultado es imprevisible y sólo se produce con la intervención del azar.

El estudio de la aleatoriedad recae sobre la teoría de la probabilidad pese a ocupar un espacio importante en otros ámbitos como la física, la biología o las finanzas.

El azar es una mecánica que aparece en prácticamente la totalidad de juegos, de ahí la invención de los dados para incluir el componente aleatorio en un gran número de juegos de mesa.

En los videojuegos el componente aleatorio forma parte de los sistemas de inteligencia artificial e intentan simular momentos de la realidad asociados al azar y a lo imprevisible del mundo que nos rodea.

Sin ir más lejos, y recurriendo a otro clásico conocido por todos, el Tetris es un videojuego de puzzles originalmente diseñado y programado por Alekséi Pázhitnov en la Unión Soviética en 1984.

En este juego las piezas caen por el efecto de la gravedad desde la zona superior de la pantalla para que el jugador vaya colocándolas de manera ordenada con el objetivo de ir haciendo líneas completas. La condición de fracaso del Tetris se produce cuando las piezas llenan la pantalla, por lo que es muy importante hacer una correcta colocación y utilización de cada pieza.

Estas piezas que caen, le llegan al jugador de forma aleatoria, sin saber cual será la siguiente pieza que debe colocar de manera adecuada. Los que hayan jugado al Tetris alguna vez saben a qué me refiero cuando hablo de ese momento en el que por el nivel de dificultad caen las piezas cada vez más rápido, y necesitas una concreta, para hacer el mayor número de líneas con la pieza para no ser eliminado del juego porque vayan a ocupar toda la pantalla.

La aleatoriedad en el juego es ese momento en el que su transcurso depende de algo externo al jugador y que no se puede predecir, pero en casi todos los juegos, es uno de los ingredientes más importantes y que añaden emoción.

Lo cierto es que no resulta fácil introducir aleatoriedad en otros ámbitos no lúdicos, básicamente debido a que la zona de confort de las personas se busca precisamente en minimizar o no dejar cosas al azar. Aunque como todos sabemos, en el fondo, nos gusta un poco el riesgo y dejar cosas al azar, ¿quién no ha jugado alguna vez a la lotería apostando a un número y dejando el resto a la aleatoriedad?

En cualquier caso, si lo que buscamos es emoción para nuestros clientes y usuarios para procesos y tareas que consideran aburridas, ¿por qué no dejamos algo al azar en el que en función de su resultado produzca efectos positivos o negativos para continuar haciendo lo que consideran aburrido?

La aleatoriedad es una mecánica de juego que nos puede ayudar en un propósito muy concreto, no tanto en productos, pero sí en convertir procesos aburridos en una experiencia emocionante y divertida para el cliente o usuario.

deja un comentario

¿Sabías qué? Game Marketing es ahora parte de Aiwin¡Quiero conocer Aiwin!