Cómo medir comportamientos en tu proyecto
Analítica de comportamientos

Cómo medir comportamientos en tu proyecto

En ocasiones se nos olvida qué problemas resuelve la gamificación y en qué redunda esto para la empresa o institución, por eso suelo insistir mucho en los proyectos en el establecimiento de unos objetivos cuantificables y medibles alrededor de la participación de clientes o empleados gracias al uso e implementación de mecánicas de juego.

El diseño y construcción de un cuadro de mando de comportamientos es vital para el éxito del proyecto, ya que solo así podrás medir el grado de consecución de tus objetivos, y será el instrumento más valioso para ir introduciendo nuevas modificaciones y características que mejoren la experiencia dentro del roadmap de tu producto o servicio.

Además, estas mismas métricas serán las que nos ayuden a construir el ROI de implementación del proyecto, ya que todas ellas generalmente impactan en la perspectiva económica de la empresa si es lo que se persigue.

Introducir gamificación en nuestros productos, procesos o campañas, permiten modificar comportamientos de las personas alrededor de cuatro ejes fundamentales: engagement o participación, retención, conversión y gente. Veamos en qué consiste cada uno de estos ejes en el que evidentemente su configuración final dependerá del sector, del modelo de negocio y de su ámbito de aplicación:

Engagement o participación

Es el principal eje de todos y donde más beneficios aporta sin duda introducir el pensamiento y mecánicas de juego. Consiste básicamente en animar a las personas a que interactuen con nuestro producto o con otras personas realizando transacciones o acciones allá donde nos interese para la consecución de nuestros objetivos.

Para ello nos apoyamos en mecánicas de juego o sociales en función del tipo de transacción que se trate. Así, la medición de este eje se realiza principalmente a través de métricas e indicadores calculados a partir del número de transacciones entre las personas y tu producto, servicio o proceso. Así, las métricas que debemos construir sobre este eje, girarán entorno a:

  • Actividades, volumen de transacciones o actividades entre tu producto, servicio o proceso, y el usuario.
  • Viralidad, número de transacciones WOM (o boca-a-oreja) a través de los canales que se faciliten o nivel de influencia de tus usuarios a sus amigos.

Retención

Otro de los ejes es la retención de usuarios ante la utilización de nuestro producto o servicio. Necesitamos que nuestro usuario pase más tiempo delante de nuestro producto, lo use, lo actualice y lo comparta con sus amigos, para ello nos debemos apoyar en mecánicas de juego algo más complejas de implementar y aplicar, como puede ser la dificultad, mecánicas que permiten activar motivaciones intrínsecas a la interacción con nuestro producto.

Este tipo de motivaciones son las que realmente perduran en el tiempo y las que nos van a permitir retener o fidelizar a nuestros clientes. Así, las métricas de retención van a girar entorno a la repetición de uso o tiempo y permanencia con nuestro producto o servicio como:

  • Duración de uso, tiempo de uso en el que consigues mantener a tus usuarios haciendo transacciones o actividades.
  • Tasa de abandono, volumen de usuarios que dejan de realizar las actividades o desechan tu producto, proceso o campaña.
  • Usuarios activos, volumen de usuarios que realizan las actividades o transacciones objetivo marcadas.

Conversión

Generalmente debemos implementar gamificación para convertir altas, ventas y en definitiva, una transacción más por parte de nuestro usuario, pero que será la transacción más importante de todas. Aumentar la participación y retención con mecánicas de juego, son las dos piezas clave antes de la conversión, que sólo se suele producir si hemos conseguido desarrollar los comportamientos necesarios anteriormente.

Las métricas de conversión las representaremos a través de métricas de altas o ventas, up-selling y cross-selling que hemos conseguido al introducir mecánicas de juego.

  • Registros, de usuarios anónimos a registrados, o de registrados a comprar tu producto a través de los canales habilitados.
  • Cantidad, volumen de usuarios o productos que consigues convertir.
  • Beneficio, beneficio económico que obtienes por cada usuario.
  • Velocidad, duración del conjunto de transacciones necesarias para la conversión.

Gente

Al final la gamificación si está bien diseñada e implementada, y se parte de un buen producto, servicio o campaña, permite aumentar el número de personas, clientes o empleados que utilizan tu producto y convierten hacia el objetivo marcado.

Aquí el análisis de comportamientos se traduce en la medición de métricas de crecimiento de nuestra base de datos de usuarios.

  • Usuarios, volumen de usuarios que participan en tu producto, proceso o campaña, o bien usuarios registrados si hablamos de un sitio web.

La configuración de estos ejes va a depender del sector de actividad donde se enmarque nuestro producto o servicio, incluso del modelo de negocio y estrategia de la organización, pero la construcción de un cuadro de mando que nos permita medir la efectividad de nuestro pensamiento y mecánicas de juego, pasa por el diseño de métricas alrededor de estos cuatro ejes fundamentales.

Cada mecánica de juego implementada deber estar específicamente diseñada para incidir, primeramente en las motivaciones necesarias a desarrollar en nuestro usuario, pero después en los objetivos del proyecto, ya que sólo así la gamificación es como realmente puede cubrir las expectativas de su utilización.

Si detrás de la gamificación hay una solución tecnológica como puede ser un sitio web o una aplicación móvil, herramientas analíticas, como puede ser Google Analytics, no van a ser suficientes para analizar los comportamientos de las personas ante transacciones con nuestro producto.

Google Analytics puede utilizarse para evaluar y hacer seguimiento a transacciones web, pero no la interacción entre el usuario y las diferentes acciones o decisiones que puede tomar ante nuestro sitio, y menos aún cruzado con las mecánicas de juego implementadas para desarrollar el comportamiento necesario para que el usuario las ejecute.

La trazabilidad de las acciones y la efectividad de las mecánicas de juego implementadas, solo te las puede dar si paralelamente a tu proyecto tienes en cuenta qué métricas debes analizar, para qué eje y con qué mecánicas de juego. Sólo así podrás tomar decisiones efectivas sobre tu roadmap de modificación de comportamientos y hacer de la gamificación una efectiva herramienta duradera en el tiempo para el engagement de tus usuarios.

deja un comentario

¿Sabías qué? Game Marketing es ahora parte de Aiwin¡Quiero conocer Aiwin!