Medallas de cartón en el cajón
Medalla de cartón

Medallas de cartón en el cajón

Hace unas semanas escuché la expresión “medallas de cartón en el cajón” en referencia a los badges que tan de moda están como mecánica de juego en los sistemas de gamification.

Cada vez estoy más convencido, gracias a la analítica de proyectos y casos de estudio que llegan desde EEUU, que los puntos y badges no son sufientes para sacarle el máximo partido a la gamificación, por lo que pese a ser un fiel creyente de la influencia que pueden tener las mecánicas de juego en las personas, cada vez veo más claro que ni a mí me funciona la medalla de cartón para motivarme a participar en procesos o tareas que considero aburridas.

Sí es cierto que los puntos y los badges son buenas herramientas para el diseño de experiencias de usuario de productos, servicios o plataformas web. Nos ayudan a incorporar satisfacción instantánea y feedback al usuario, por lo que ser convierten en buenos aliados para reducir el tiempo y curva de aprendizaje ante determinadas tareas o situaciones.

En cambio, si lo que perseguimos es crear experiencias sostenibles y duraderas en el tiempo no son suficientes las medallas de cartón, ya que la efectividad de las medallas virtuales caen en el corto plazo.

Es importante destacar que el efecto del badge en un juego, es diferente al que le podemos dar en una arquitectura de engagement de un proceso o producto.

Cuando una persona se sienta y dedica tiempo a jugar a un juego que le gusta y atrae, lo que refuerza el badge es la motivación intrínseca de jugar a ese juego.

En cambio, si esta misma persona tiene que participar en una tarea o actividad que considera aburrida o de poco valor, el efecto del badge pierde mucha fuerza puesto que se está utilizando como elemento motivador extrínseco para esa persona.

Los puntos y los badges funcionan como mecánicas de juego para muchas personas, pero lo cierto es que solo ayudan en los primeros meses de la implementación de tu proyecto para captar interés en tu comunidad de usuarios, pero el efecto de estas mecánicas cae bruscamente y terminan convirtiéndose en elementos que ni llega a ver tu usuario.

Con el paso del tiempo, este problema se acentuará mucho más cuando las empresas de un mismo sector implementen gamificación basada en el badge como propuesta diferencial de engagement ya que pasará a ser un elemento higiénico de los productos competidores dentro del mercado.

Existen algunos factores externos a la gamificación en el que el badge si tiene especial efecto en el medio y largo plazo, pero que van a depender de la actividad que necesites incentivar y de tu posicionamiento como marca o empresa. Los factores más destacables son:

  • El badge funciona si la actividad o tarea ya es de por sí gratificante para el usuario, tal y como sucede en los juegos. Le dedico tiempo a un juego porque me gusta y porque quiero, y además se recompensa mi progresión para alimentar el perfil achiever.
  • El badge funciona si representa reputación para el usuario de cara a sus amigos o una comunidad ante una marca o producto determinado.

El badge es un recurso especialmente fácil de diseñar e implementar, que ayuda en la captación de interés y progresión de un usuario a través de un proceso, pero que se volverá transparente rápidamente si realmente la actividad o su significado no es gratificante de por sí para el usuario, o si no eres una gran marca para reconocer el grado de vinculación con la misma de cara a comunidades online o amigos.

En cualquier caso, existen algunas técnicas para aumentar la participación de los usuarios a través del badge. La más importante es que la mayoría de tus usuarios participarán más por no perder un badge conseguido, que por conseguirlo, un camino sin explorar en la mayoría de proyectos que implementan esta mecánica de juego.

14

14

comentarios

    oct 31
    2012

    JoSeK

    Muy buen artículo e interesante reflexión. Para mi justo esto es el problema de FourSquare, que una vez has superado la primera fase donde consigues un montón de badges, no encuentras un reto real que te motive a seguir utilizando FourSquare.

    Reply
      oct 31
      2012

      Sergio

      Gracias Jose Carlos por tu apoyo.

      Efectivamente FourSquare es uno de los casos que nos permitieron descubrir la gamificación, pero del que debemos continuar aprendiendo.

      Un abrazo,

      Reply
    oct 31
    2012

    Isidro Rodrigo

    Ufff!!! Totalmente de acuerdo en que las técnicas PBL (points, badges & leaderboards) solo refuerzan una motivación que ya debe estar en el individuo… Y además solo lo hacen de forma temporal.

    Comparto que el gran reto de la aplicación de mecánicas de juego a la vida va a ser “dar significado al juego” y lograr embarcar a las personas en algo más grande que ellos.

    Mi gran miedo hoy en día es que determinados profesionales vendan el diseño lúdico como una panacea conductista causa-efecto, donde “dar una medalla incrementa resultados” (Perdonad la simplificación, pero en ciertos casos la esencia del mensaje es esa). Eso puede prostituir todo el potencial de este enfoque.

    Un nuevo post genial, Sergio, como siempre.

    Reply
      oct 31
      2012

      Sergio

      Gracias Isidro por el comentario y por tu gran aportación.

      Efectivamente ya hay algunos signos de que esto está sucediendo, y solo acelerarán y acentuarán la desilusión de la tendencia.

      Es responsabilidad de tod@s extraer y aplicar la verdadera esencia de las mecánicas de juego para que la tendencia cubra las altas expectativas que le estamos fijando.

      Saludos!

      Reply
    oct 31
    2012

    David Gómez

    Coincido con Isidro en lo interesante y clave que es tu artículo, los badges, puntos y leaderboards carecen de fuerza motivadora si no se pueden asociar a algún elemento intrinsico del jugador que hace que ese badge refuerze un comportamiento o acción voluntaria de índole positiva o agradable para la persona que la realiza.

    Por otra parte, considero desde mi ignorancia en profundidad del tema que se está hablando mucho de Gamificación y augurando grandes expectativas para su aplicación, pero siguen siendo pocos los que realmente están evolucionando y desarrollando proyectos con integraciones serias de gamificación

    Reply
      nov 01
      2012

      Sergio

      Hola David,

      Muchas gracias por tu comentario.

      Considero que estamos en el momento en el que creemos en el gamification para crear experiencias emocionantes y divertidas que aporten valor social o económico a las empresas, pero lo cierto es que aun nos queda mucho por ver y profundizar en el campo.

      No debemos de dejar de seguir estudiando, mejorando y evolucionando las herramientas, las técnicas y los proyectos para dar con la verdadera esencia del asunto.

      Hasta pronto!

      Reply
    nov 02
    2012

    Josep Sauleda

    La mera medalla no sirve, necesita de algo más. Tan cierto esto que comentas “el efecto del badge pierde mucha fuerza puesto que se está utilizando como elemento motivador extrínseco” como que en mi más dulce infancia nos daban “medallas por buenas notas” pero no las recibíamos como un premio, casi al contrario: se daba la imagen de “empollón”. La visión del entorno hacia el camino del premio o badge no siempre interesa. El BPL funcionará en algunos casos, pero cada vez que lo pienso veo que estamos simplificando muy mucho la psicología del juego y la evolución que sufre la sociedad en su conjunto, vamos, que quizás es momento de realizar un estudio antropológico de la evolución del juego.
    Salud!

    Reply
      nov 04
      2012

      Isidro Rodrigo

      Totalmente de acuerdo contigo en la necesidad del estudio del juego: Lo cierto es que en cuestiones de gamificación en España echo en falta más referencias a los que para mi son los clásicos en lo refe
      rente a definición y análisis del juego: Suits (The Grasshopper), Huizinga (Homo Ludens), Zimmerman (Rules of Play)…

      No niego la influencia de ponentes como McGonigall o Deterding por nombrar a unos pocos, pero creo que la gamificación no ha dedicado mucho tiempo a asentar su definición y el valor que puede aportar y puede acabar haciendo cierta la crítica que le hacía Ian Bogost hace casi un año “cowclickification is the application of cow clicking mechanics to non-cow clicking applications”

      Un abrazo!

      Reply
        nov 05
        2012

        Sergio

        Hola Isidro,

        La influencia de los diseñadores de juego es innegable para esta nueva ciencia, pero es cierto, que debemos trabajar en sentar bien las bases de lo que debe ser esto en el futuro. Y ahí, todos nosotr@s, tenemos mucho trabajo por hacer.

        El gamification se encuentra en la intersección entre el marketing, la psicología y la tecnología, y estas tres áreas, aun se tienen mucho que aportar las unas a las otras.

        Slds!

        Reply
      nov 05
      2012

      Sergio

      Hola Josep,

      Estamos en el momento en el que estamos y el gamification debe tener su propia evolución. Tod@s tenemos mucho que probar y aprender. A mi me costó tiempo llegar a que el punto y el badge no era suficiente.

      Estamos en el comienzo de una industria, pero también, de una ciencia.

      Gracias por tu aportación!

      Reply
    nov 04
    2012

    Eva

    En mi modesta opinión y desconociendo plenamente el mundo de la gamificación, yo desde mi disciplina, la psicología aplicada a conducta social, lo veo como una herramienta más de modificación de conducta, es una mecánica para administrar premios y castigos usando refuerzos, positivos o negativos. Pero eso ya es muy muy difícil hacerlo bien, aún siendo especialísta, en la vida real. Si sabes ver las limitaciones de la gamificación a priori y si conoces “algo” de conducta humana, puedes hacer algo bueno, sino son sólo juegos, sin más trascendencia.

    Reply
      nov 05
      2012

      Sergio

      Hola Eva!

      Totalmente de acuerdo, pero lo realmente interesante y lo que estamos haciendo, es modificar esos comportamientos y conductas del usuario con nuevas decisiones sobre la experiencia de cliente y utilizando la tecnología como herramienta.

      Esta es la novedad real.

      Gracias por tu interesante aportación!

      Reply
    sep 12
    2013

    Alfredo

    Hola chicos, que genial es este mundo del Gamification, con respecto al tema del post, estoy sumamente de acuerdo en que los badges y demas elementos no deben ser el pilar fundamental que sostenga el núcleo del juego, la experiencia de juego debe ser capaz de realizarse con o sin estos elementos satélites, creo que ellos potencian esta experiencia en si, pero no deben ser el motor que mueva al usuario a realizar ciertas tareas porque como dice el articulo llegara un momento en que el usuario ya no se sentirá atraído a conquistar mas logros y a ser reconocido ya que no vera un beneficio en ello, saludos y abrazos desde Chile!!!

    Reply
      sep 12
      2013

      Sergio

      Muchas gracias Alfredo por tu comentario.

      Es fácil recurrir a estos elementos de manera sistemática, pero la fatiga del jugador al poco tiempo está asegurada.

      Reply

deja un comentario

¿Sabías qué? Game Marketing es ahora parte de Aiwin¡Quiero conocer Aiwin!