Game Design, UX y Gamification, ¿amigos o enemigos?
Game Design, UX y gamification

Game Design, UX y Gamification, ¿amigos o enemigos?

Con la llegada del gamification al mundo de la empresa y al transformarse en una verdadera industria con interesantes perspectivas de crecimiento, son varios los tipos de disciplinas y empresas las que intentan apropiarse la responsabilidad y eficacia de esos proyectos en el terreno empresarial.

El gamification trata de modificar comportamientos de clientes o empleados en el uso de nuestros productos, servicios o procesos para alcanzar objetivos de negocio apoyándose para ello en el pensamiento y elementos de juego.

Pero debemos tener cuidado, y es que una implementación improvisada, fruto de sesiones no ordenadas de brainstorming, puede contribuir a que la tendencia llegue antes a la curva de la desilusión con proyectos que no alcancen los objetivos de negocio.

Esto también está pasando, y cada vez son más las empresas y proyectos que experimentan con el gamification y me contactan para ver pedirme consejo sobre qué está pasando y cómo pueden mejorarlo.

¿Pero realmente qué otras disciplinas o tipos de servicios son las que más pueden aportar en esto del gamification?

Después de observar y participar en proyectos de gamification, he visto que son multitud los factores que harán que un proyecto mejore o no las métricas del negocio, pero si tuviéramos que centrarnos en las competencias técnicas necesarias aparecen dos: el diseño de la arquitectura de engagement y la experiencia de usuario.

Game Design, UX y gamification

Diseño de la arquitectura de engagement

La selección de dinámicas y componentes alineadas con el cambio de comportamientos necesario en nuestras campañas de marketing, programas de fidelización, comunidades online o procesos internos para nuestro target, es realmente la nueva disciplina o teoría del gamification.

Para ello el gamification está transformando y adaptando el pensamiento y elementos de juego a la realidad empresarial, las métricas, el modelo de negocio, los procesos y al profiling de sus usuarios.

Es cierto que para el gamification, los game designers y su experiencia son muy importantes, especialmente en la construcción de advergames y serious games, ellos llevan años trabajando en cómo hacer que los jugadores jueguen y no paren de jugar, pero su objetivo es diferente.

La salida de un proyecto de diseño de juego es un videojuego, un producto en sí con unos objetivos de ventas dirigido a personas que buscan el ocio y el entretenimiento en un momento determinado.

En cambio la salida del gamification no es un producto. Es tu producto, tu servicio o tus procesos remodelados, que se apoyan en elementos de juego para conseguir unos objetivos de participación de personas que impacten en la perspectiva económica o social de la empresa.

Es muy normal que un diseñador de juegos opine se están haciendo juegos aburridos dentro de esta nueva tendencia, pero es que el gamification no trata de construir juegos. Trata de construir experiencias de usuario participativas apoyadas en mecánicas de juego para conseguir unas métricas de negocio que el usuario y la competencia desconoce. Y así es como se mide el éxito del gamification.

La fuerza que ha cogido el gamification en el último año, es lo que está haciendo que se distorsione el término al añadir al mensaje los ya conocidos advergames y serious games, otra forma de expresión del videojuego para resolver problemas en la empresa y la sociedad.

Estos advergames y serious games, como juegos que son, incluyen dinámicas y mecánicas de juego que hacen jugar a las personas, y de ahí el interés de introducir estos conceptos como parte la tendencia, pero lo cierto es que son juegos y diseñar estas arquitecturas son responsabilidad de diseñadores de juegos.

Diseño de la experiencia de Usuario

El UX o experiencia de usuario trata de envolver emocionalmente a las personas con productos, un servicios o procesos. Esta disciplina es la que trata de tomar las mejores decisiones en aspectos como el lenguaje escrito y gráfico, la arquitectura de información, diseño de interfaces e interacción.

Precisamente las mecánicas de juego, es decir, la combinación entre acciones o comportamientos y componentes de juego como pueden ser puntos, medallas o leaderboards, es una nueva forma de interacción de los usuarios con nuestros productos, servicios o procesos.

Tus clientes y empleados van a interacturar con la arquitectura de engagement a través de la experiencia de usuario que diseñemos, donde es importante no solo la interacción, sino también los mensajes, la arquitectura de información e interfaces orientados y centrados en el usuario para sacarle el máximo partido a tu propuesta.

No existe proyecto de gamification sin que haya que abordar decisiones que alineen la arquitectura de engagement basada en el juego con la experiencia de usuariodesde la llamada a la acción agitando la dinámica de juego, hasta la representación del flujo de acción, consecuencia y feedback, o mecánica de juego, de los distintos elementos del sistema.

Sin embargo, también es cierto que están apareciendo plataformas que de manera transversal introducen una capa de juego a sitios web o sistemas de información que ante ciertos entornos y proyectos puede ser suficiente, siempre y cuando no se descuide la experiencia de usuario general del sitio.

El game design, gamification y el UX son tres disciplinas, pero que en esto de aplicar el pensamiento y mecánicas de juego en la empresa para conseguir objetivos de negocio, existen ciertos solapamientos inevitables. Pero lo más importante es que estos solapamientos pueden ser aprovechados como oportunidad para construir experiencias y aplicaciones reales y altamente participativas entre todos.

deja un comentario

¿Sabías qué? Game Marketing es ahora parte de Aiwin¡Quiero conocer Aiwin!