¿Qué es una mecánica de juego?
¿Qué es una mecánica de juego?

¿Qué es una mecánica de juego?

La gamificación está tratando de transferir conceptos de diseño de juegos y videojuegos al entorno empresarial lo que está provocando que a veces llamemos a conceptos de manera errónea.

Uno de esos conceptos clave en el campo del gamification es la mecánica de juego, que además suele estar incluida en la definición más estándar que se está configurando para esta nueva disciplina.

Generalmente estamos llamando mecánica de juego a elementos como los puntos, las medallas, los rankings, los logros, los niveles o la cuenta atrás, pero lo cierto es que esto no son mecánicas de juego, esto son componentes o elementos para crear mecánicas de juego.

Esta confusión sobre el término no es tampoco nueva para el game design o el diseño de juegos, y es que el término se hereda de juegos más antiguos o clásicos, como podría ser el ajedrez o el Monopoly.

En los libros de diseño de juegos, escritos por profesionales reconocidos, encontramos definiciones diferentes para describir el mismo concepto, pero lo cierto es que casi todas ellas concluyen en que una mecánica es una regla de juego con una entrada y una salida que produce cambios en el sistema.

Mecánicas de juego en juegos, videojuegos y gamificación

Si cogemos el manual de cómo jugar al Monopoly, encontraremos una sección llamada reglas de juego, donde se explica brevemente el funcionamiento de ese entorno inmobiliario virtual.

Cuando es el turno de un jugador debe tirar el dado y avanzar el número de casillas que hay en el tablero desde la posición en la que se encuentra, y si caes por ejemplo en la cárcel, deberás estar un turno sin jugar. Ésta es una de las decenas de mecánicas de juego que configura Monopoly.

Lo que sucede es que al llevarnos este concepto a un entorno de digital como es el de un videojuego, la definición clásica se vuelve algo más difusa y compleja de observar.

Imaginemos que estamos jugando a un videojuego de acción en primera persona en el que puedas lanzar un barril hacia una pared para que explote, eliminando a cualquier enemigo que haya cerca. El lanzamiento del barril, con un determinado ángulo y velocidad, y en un momento determinado, se transforma en un arma siendo ésta una mecánica de juego para eliminar enemigos con unas consecuencias en el sistema. ¿A que no es tan fácil identificar la mecánica de juego en este caso?

Pero para simplificarlo en el entorno del videojuego, imaginemos ahora que estamos jugando al Angry Birds. Arrastramos el dedo sobre el tirachinas, buscamos un ángulo y soltamos. A continuación el pájaro sale volando por el escenario hasta impactar con unos bloques, que tiene un determinado comportamiento físico para al final destruir un cerdo que había debajo de ellos.

Si consigues eliminar uno de estos cerdos, te dan una serie de puntos y si es el último, además superas el nivel y pasas al siguiente. Pues bien, la mecánica de juego es la transacción del disparo del pájaro, los cambios físicos de los bloques y el impacto en el sistema de juego apoyado además en puntos y niveles.

Generalmente en el desarrollo de videojuegos, estas mecánicas de juego se traducen en funciones y algoritmos con una entrada como puede ser la velocidad o el ángulo de impacto, y una salida como puede ser la consecuencia física en unos bloques, la asignación de unos puntos y la superación de niveles. Esta función o algoritmo es realmente la mecánica de juego. ¿Pero entonces qué es una mecánica de juego para la gamificación?

Realmente para los gamificadores el desarrollo de este algoritmo o función es más sencillo, ya generalmente no estamos dentro de un entorno virtual y digital con un gameplay complejo de gestionar.

Imaginemos que estamos introduciendo una dinámica de cita basada en el tiempo para ejecutar una acción concreta. Para ello tendremos que implementar mecánicas de juego en aquellos comportamientos que necesitemos desarrollar dentro de nuestro proyecto.

En este escenario imaginario, pensemos que tenemos que desarrollar que un usuario de nuestro sitio web comparta un anuncio o artículo en una de sus redes sociales en menos de 60 segundos, en el que recompensaremos esta acción con un número de puntos en base al esfuerzo requerido al usuario y a la red social donde lo comparte.

La mecánica de juego no son los puntos, la mecánica de juego es el funcionamiento del botón “Compartir” y cómo este va a asignar unos puntos determinados para la cuenta del usuario.

¿Entonces que son los puntos, las medallas, los rankings, los logros, los niveles o la cuenta atrás por ejemplo?

Todos estos, y muchos otros, son lo que se llaman componentes o elementos, en los que nos podemos apoyar para crear mecánicas de juego que desarrollen determinados comportamientos de nuestros usuarios.

Una de las claves para el éxito de los proyectos de gamificación, precisamente radica en construir mecánicas de juego originales, divertidas y atractivas para los usuarios, con las limitaciones que nos podemos encontrar en campañas de marketing, programas de fideilzación o comunidades online al no disponer de un terreno de juego claro.

Ciertamente, la nomenclatura no es importante, lo importante son los resultados de la implementación de este tipo de transacciones. Pero lo que sí es cierto, y como respeto a la industria del juego y videojuego, es que deberíamos llamar a las cosas por su nombre, para integrarnos además en sus diálogos, aprender de sus experiencias y know-how.

4

4

comentarios

    mar 15
    2013

    Juan Valera (@ValeraMariscal)

    Gracias de nuevo Sergio por tus artículos tan claros. Tienes razón en cuanto al uso de la terminología, pues es la única manera de que podamos avanzar aportando, comprendernos y hacernos comprender.

    Reply
      mar 15
      2013

      Sergio

      Gracias Juan por tu comentario!

      Reply

deja un comentario

Descubre el nuevo Game On! Lab, el hub de referencia en investigación, formación y servicios profesionales en gamificaciónGame On!