Cost-per-Engagement y gamification
Cost-per-Engagement

Cost-per-Engagement y gamification

Tras adoptar el CPM (coste por mil impresiones), CPC (coste por click), son algunos los meses de los que se viene hablando del Cost-per-Engagement (CPE o coste-por-acción) como nuevo modelo de precios para la publicidad digital.

Este nuevo modelo pretende monetizar la publicidad en medios digitales por acción que realiza un usuario como puede ser hacer «me gusta» en una fanpage de Facebook, escribir un mensaje en Twitter o registrarse en tu sitio web.

Sin duda este modelo es el más exigente de todos los anteriores ya que estamos pidiendo una acción a un target de usuarios, generalmente con un fin comercial de una empresa. Si bien este modelo puede resultar el más interesante de todos para la marca, es cierto que las agencias que lo ofrezcan, deban tener claro que la creatividad y diseño de interacción de estas campañas debe ser lo suficientemente atractivas para el usuario, si realmente se quiere monetizar.

¿Pero precisamente no es esto a los que nos ayuda la gamificación? La gamificación es introducir dinámicas y mecánicas de juego para desarrollar comportamientos como lo son, hacer «me gusta» en Facebook, escribir en Twitter o registrarse en un sitio web.

Si el CPE es un modelo de pago por publicidad atractivo para marcas y organizaciones, y las agencias necesitan crear publicidad y experiencias lo suficientemente atractivas para los consumidores como para poder requerirles una acción y parte de su tiempo, ¿no será la gamificación una posible herramienta para soportar este modelo?

Recientemente jugaba en el iPad a un juego gratuito bajo el modelo free-to-play de la AppStore. Si querías desarrollar ciertas habilidades dentro del juego, podías comprar accesorios o mejoras te permitían superar el juego con mayor facilidad. Para comprar estos accesorios necesitabas monedas virtuales que podías comprar, con dinero real, en AppStore.

Pero además, este juego te daba la opción de poder conseguir estas monedas haciendo diferentes acciones con diferentes partners. Podías conseguir estas monedas por registrarte en un sitio web, hacerte fan en Facebook y este tipo de transacciones.

El partner consigue lo que necesita (acciones o comportamientos), el jugador también (monedas) y el desarrollador monetiza su obra mediante la combinación de estas novedosas fórmulas de free-to-play y cost-per-engagement de videojuegos y publicidad.

Si sustituimos ese videojuego por publicidad digital que introduzca elementos y mecánicas de juego efectivas, es probable que la gamificación se convierta en una herramienta para monetizar el CPE donde la rentabilidad de la campaña vendrá determinada por la consecución de comportamientos deseados en el target.

deja un comentario

¿Sabías qué? Game Marketing es ahora parte de Aiwin¡Quiero conocer Aiwin!