Game Design, UX y gamification La interesección entre gamification y UXGame Design, UX y gamification

Game Design, UX y Gamification, ¿amigos o enemigos?

Con la llegada del gamification al mundo de la empresa y al transformarse en una verdadera industria con interesantes perspectivas de crecimiento, son varios los tipos de disciplinas y empresas las que intentan apropiarse la responsabilidad y eficacia de esos proyectos en el terreno empresarial.

El gamification trata de modificar comportamientos de clientes o empleados en el uso de nuestros productos, servicios o procesos para alcanzar objetivos de negocio apoyándose para ello en el pensamiento y elementos de juego.

Gami vs Fication

Las 2 variantes de la gamificación

Últimamente he visto como, en función de la persona o empresa y de sus intereses, podía variar el término gamificación para referirse a una u otra cosa.

La gamificación es la aplicación del pensamiento y mecánicas de juego para motivar a las personas a hacer cosas que consideran aburridas. A partir de esta sencilla definición estamos viendo diferentes formas de adoptar y aplicar el concepto.

Conviene tener presente las dos formas en las que podemos presentar la gamificación, ya que de ellas va a depender el éxito de su adopción en el mundo de la empresa y el marketing.

Creatividad pixelizada Creatividad pixelizada

Gamificación y creatividad

Existen infinidad de mecánicas de juego que podemos extraer de juegos y videojuegos, sin ir más lejos me viene a la cabeza el proyecto de Sean Howard de recopilar más de 300 mecánicas en su Three Hundred Mechanics.

Lo cierto es que he trabajado en el desarrollo de una metodología para aplicar mecánicas de juego en productos y procesos para mitigar los riesgos de su implementación, pero no solo basta con conocer, seleccionar y priorizar las mejores para nuestros clientes o usuarios, sino que que además existe un componente muy importante para su aplicación práctica: la creatividad.

Ayuda contextual en Splinter Cell

La línea recta a la experiencia

Lo reconozco, nunca fui bueno jugando a los videojuegos, pensaba que no era capaz de aprenderme decenas de combinaciones de teclas para hacer según que tipo de cosas.

En mi experiencia profesional he visto varios proyectos de grandes implantaciones de sistemas de información empresariales para la gestión de clientes.

En todos ellos, la resistencia al cambio y adoptar rápidamente los nuevos sistemas, supone un problema para la mayoría de las organizaciones en la que tienen cientos de usuarios en el que en algún momento deben entrar por primera vez y gestionar sus procesos con una herramienta nueva sin que afecte a la productividad de la organización.

He visto desplegar los mejores planes de formación para que la curva de aprendizaje de nuevas tecnologías no suponga un problema para los usuarios. Dependiendo del número de usuarios, el tiempo y lugar que se disponga generalmente se pasa por una formación a formadores, para que finalmente hagan grupos de trabajo y cada uno de ellos imparta al resto de usuarios el contenido formativo diseñado durante semanas.