El 70% de las empresas tendrán alguna aplicación gamificada para el 2014

Como ya he comentado en alguna ocasión, el término gamification es amplio y no necesariamente requiere tecnología para su implementación, pero también es cierto, que gracias a la tecnología y los soportes digitales es más fácil implementar mécanicas de juego en productos, servicios o procesos.

Dentro del mundo de la tecnología Gartner es la consultora líder en investigación de tecnologías para su aplicación en la empresa. Analizan tendencias y usos de la tecnología para ayudar, con consultoría, informes y predicciones, en la toma de decisiones para la adopción de nuevas tecnologías que mejoren los procesos y la competitividad de las empresas.

Gartner actualizó el pasado mes de agosto, lo que ellos llaman Hype Cycle, o lo que es lo mismo, su visión y predicciones acerca de la aparición y grado de madurez de nuevas tecnologías para los próximos años.

AddingPlay, una herramienta para iniciarse en la gamificación

No es trivial introducir mecánicas de juego en otro tipo de ámbitos, como menos trivial es hacer que funcione bien para que tu juego no resulte aburrido.

Coger un producto, un servicio, un proceso o una web e introducirle mecánicas de juego exige una fase previa de creatividad para encontrar la mejor forma de introducir estos cambios para que tu juego sea excepcional y el gamification tenga los resultados esperados.

En este sentido las personas que trabajan o hayan trabajado en la industria del juego o videojuego tienen mucho que aportar.

Nadie mejor que tú conoce tu empresa, tus procesos y tus clientes, pero también es cierto que la falta de creatividad, experiencia en el diseño de juegos o las propias barreras que nos podamos crear para seguir haciendo las cosas como hasta ahora, pueden dar lugar a un proyecto de gamification fallido antes de diseñar y construir el juego que gamificará nuestro producto, servicio, proceso o web.

Telepizza Telepizza, oído cocinaTelepizza en ruta

Telepizza divierte en el momento más aburrido

Sin duda, uno de los momentos que más nervios produce en el mundo de la comida a domicilio, es ese momento en el que no sabes cuánto queda para que la comida que has pedido llegue a casa. Desde el momento en el que haces esa llamada, hasta que no suena el timbre, hasta ahora era incertidumbre.

Telepizza está sabiendo aprovecharse de las nuevas tecnologías para captar la atención de unos clientes cada vez más digitales, y aunque realmente no sea una mecánica de juego directa, lo cierto es que han sabido traducir perfectamente esa espera en una barra de progreso con el status de tu pizza, como si de un juego se tratara.